Política de envío y Gastos

En SUBLIME DREAMS FOOD nos preocupamos mucho por la calidad de nuestros platos. Por eso, a través el Sitio Web únicamente es posible realizar envíos a direcciones situadas hasta 3 km del restaurante.

Las compras están sujetas al pago de los correspondientes gastos de envío:

  • En pedidos de 12 a 30€ en productos      →     3,00€ a cuenta del comprador y el resto a cuenta del restaurante
  • En pedidos de 30 a 50€ en productos      →     1,90 a cuenta del comprador y el resto a cuenta del restaurante
  • En pedidos de más de 50€ en productos →     Envío GRATIS a cuenta del restaurante

En cualquier caso, los gastos de envío efectivos se detallarán a lo largo del proceso de compra y el comprador tendrá la posibilidad de revisar estos costes antes de finalizar su compra.

El Usuario podrá indicar la hora “preferida” de entrega del pedido y el Restaurante hará su mejor esfuerzo por cumplir esa preferencia. Sin embargo, la propia naturaleza del servicio de logística hace imposible garantizar con exactitud el momento de la entrega, siendo posible una variación de más o menos 30 minutos sobre esa hora. También, a pesar de que el restaurante tiene acuerdos con varias plataformas, es posible que no se puedan contratar servicios logísticos en este periodo, en cuyo caso el restaurante se lo hará saber al Usuario por el mismo medio por el que se confirmó la compra (email, SMS,…) y se procederá a la devolución de importe íntegro pagado por el usuario en un plazo de 7 días, sin que esto genere ningún tipo de indemnización.

Los productos adquiridos se entregarán a la persona y a la dirección indicada en el pedido. El Restaurante no asumirá responsabilidad alguna cuando la entrega del producto no llegue a realizarse a consecuencia de la inexactitud o falsedad de los datos facilitados por el Usuario a tal efecto, así como en el supuesto en que la entrega no pueda efectuarse por causas ajenas, tal como la ausencia del destinatario en el momento de la entrega.

Un pedido se considera entregado en el momento en que la empresa de logística designada entrega el paquete o los paquetes al cliente. Corresponde al cliente verificar el estado de la mercancía a la recepción e indicar todas las anomalías según se define en la Política de Devolución.